#La Junta de Gobierno rechaza el voto telemático#

 La finalidad del voto telemático en la situación de crisis sanitaria, reiteramos una vez más, es doble:

– Garantiza la seguridad sanitaria, imposibilitando los contagios fruto de reuniones masivas.

– Posibilita la participación activa y mayoritaria de los abogados convocados al proceso electoral, muchos de ellos recelosos sobre la conveniencia de acudir presencialmente.

La sociedad, española y aragonesa al completo, se está dotando de medios digitales para continuar con una vida normalizada y contener la epidemia, sin renunciar a propiciar la representación ciudadana.

A diferencia de algunos políticos actuales (el ejemplo americano es reciente), creemos que todos los votos cuentan y que el voto debe ser libre, nunca dirigido.

A las 13 horas y 22 minutos del 9 de noviembre de 2020, recibo comunicación certificada de la Junta de Gobierno del ReICAZ, cuyo tenor literal podéis leer en http://www.gutierrezarrudi.com/urgente-covid-19-y-elecciones-en-el-reicaz/.

Se da así respuesta negativa a la solicitud formal presentada por este candidato el día 3 de noviembre de 2020, en el registro del ReICAZ, cuyo tenor literal está recogido en http://www.gutierrezarrudi.com/covid-19-y-elecciones-en-el-reicaz-iv/.

La Junta de Gobierno ha alegado los argumentos siguientes, que conviene oportunamente contestar, para descartar el voto telemático:

1.- Nuestros estatutos no prevén el voto electrónico telemático

Ver nuestros argumentos en: http://www.gutierrezarrudi.com/covid-19-y-elecciones-en-el-reicaz-iii/ y http://www.gutierrezarrudi.com/covid-19-y-elecciones-en-el-reicaz-iv/

2.- El voto telemático requeriría un desembolso notable

No concretan presupuesto, ni cantidad alguna.

A título de mero ejemplo, el sofware que contrato el Liceo Molière en su reciente proceso electoral para la votación telemática costo 175 euros y funcionó muy bien.

3.- El Colegio no dispone de los medios tecnológicos

Ver nuestros argumentos en http://www.gutierrezarrudi.com/covid-19-y-elecciones-en-el-reicaz-iii/

Reunión en sede del ReICAZ con el gerente, el 7 de octubre de 2020, el voto telemático es posible, ha pedido informe anticipado al departamento informático.

Reunión en sede del ReICAZ el 27 de octubre de 2020 con el Decano e.f., el gerente confirma de nuevo que el voto telemático es posible.

Reunión en sede del ReICAZ el 28 de octubre de 2020 de los candidatos, el gerente confirma por tercera vez que el voto telemático es posible.

¿Qué ha pasado desde el 28 de octubre del 2020?

4.- UNIZAR, dicen, «de alguna forma», contempla el voto telemático

Los estatutos de la Universidad de Zaragoza, categóricamente no contemplan el voto telemático de forma alguna. Así lo confirman, los propios estatutos, diferentes candidatos y personal afín al equipo rectoral.

El voto telemático en el proceso electoral de la Universidad de Zaragoza para la elección de su Rector Magnífico, se ha habilitado exclusivamente por Acuerdo de 16 de octubre de 2020, del Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza, ratificado por todas las candidaturas. Los estatutos de UNIZAR no lo recogen, ni lo prohíben, como los estatutos del ReICAZ.

¿Para cuándo el acuerdo de la Junta de Gobierno en este sentido?

5.- Colegio de enfermería y elecciones presenciales

El Colegio de Enfermería de Zaragoza, con mayor número de colegiados que el ReICAZ ha desarrollado elecciones presenciales. Cierto, pero omiten que fueron convocadas el 24 de junio de 2020, por Resolución 2/2020, tras la culminación el 21 de junio de 2020 del proceso de desescalada (nueva normalidad). La incidencia de contagios por 100.000 habitantes era entonces de 83, actualmente la incidencia es de 468 y el repertorio de medidas preventivas se agota.

6.- Protocolo de cita previa

Afirma la Junta de Gobierno que el protocolo electoral no contempla el sistema de cita previa. Sin embargo, desde la declaración del Estado de Alarma el 14 de marzo de 2020, el ReICAZ aplica un riguroso protocolo de cita previa, avalado por informes técnicos. Mantiene su plena vigencia en la actualidad.

Protocolo: se impide el acceso libre a la sede colegial y a sus instalaciones, sin cita previa. El acceso es único por la puerta lateral del local de mediación, en recepción una persona del Colegio protegida por mampara identifica a la visita, se utiliza gel de manos, alfombrillas para el calzado, se confirma telefónicamente la cita previa y otro trabajador acompaña al abogado a su destino. Obligatorio uso de mascarilla, distancia de seguridad, distintivo de seguridad, ventilación continua y salida del Colegio por la puerta (código de apertura) de la calle San Andrés: cero contagios hasta la fecha.

En cualquier caso, aunque poco operativo, el protocolo es soft law y debe respetarse salvo informe en sentido contrario de la sanidad aragonesa. El ReICAZ debe publicar los protocolos técnicos que va a aplicar el próximo 12 de noviembre de 2020.

7.- ¿Y el Colegio de Abogados de Málaga?

Olvida la Junta de Gobierno la relevancia del proceso electoral tramitado durante el mes de octubre de 2020 por el Colegio de Abogados de Málaga, con cuatro candidaturas y 6.089 colegiados, que ha culminado el 28 de octubre de 2020 con una participación del 51% del censo (3.087 abogados) gracias al voto telemático, incorporado al proceso electoral durante una semana.

#Una nueva gestión#

Una nueva gestión, un nuevo proyecto, un impulso al Colegio, a la defensa y ayuda de sus colegiados, devienen imprescindibles en estos tiempos difíciles.

No quiero cansar, ni ser reiterativo, pero debemos recapitular y para ello, primero, me remito a la  https://www.reicaz.org/circubol/abogados/raboga12.pdf, donde en los doce números de nuestra revista Abogados y Actualidad se puede seguir la gestión realizada de 2008 a 2012; recomendamos la editorial, resumen de actividad del mandato, del nº 12. En nuestra Web gutierrezarrudi.com y Blog fueroyderecho.es, así como en la circular de 6 de noviembre de 2020 y en las publicaciones de Heraldo de Aragón de 7 y 11 de noviembre de 2020 y Periódico de Aragón de 8 de noviembre de 2020, constan nuestras propuestas.

Estos son los aspectos principales que se deben afrontar, con urgencia, por el Colegio:

Ayudas directas e inmediatas a los colegiados en la actual situación

– Precariedad y condiciones del abogado joven

– Supresión de los baremos del turno de oficio y revisión al alza hasta la modificación legal.

Debemos añadir una breve referencia a otros aspectos:

Máster de Acceso a la Abogacía: duramente negociado de 2009 a 2012 https://www.reicaz.org/circubol/abogados/raboga12.pdf , debe ser revisado y actualizado, dando mucha más carga docente a los aspectos prácticos de nuestra profesión, como reclaman continuamente nuestros alumnos.

Modificaciones estatutarias: limitar el mandato electoral de todos los cargos a 8 años e incluir el voto telemático. NADIE DEBE PERPETUARSE, TODOS DEBEN PARTICIPAR.

Dignificación de la abogacía, garantizar el trato digno, respetuoso y entre iguales respecto al resto de operadores jurídicos. Recuperar la voz de la abogacía como órgano consultor y experto.

La actual situación de solvencia del ReICAZ y la incorporación de ingresos atípicos, al margen de las cuotas ordinarias colegiales resulta fundamental para la viabilidad de las propuestas recogidas y especialmente de formación continua y gratuita. Las inversiones tecnológicas, que apoyen y ahorren la gestión de tiempos de los colegiados en los Juzgados, con referencia singular a los vinculados al turno de oficio y asistencia al detenido, permitirán racionalizar nuestros medios colegiales en beneficio de nuestros abogados.

#Toma de posesión, celebración en sede colegial y pandemia#

La voluntad de desequilibrar unas elecciones a través de un envío anónimo es una actuación reprochable por su cobardía, oportunista en el tiempo de la denuncia y de la cual solo podemos separarnos con contundencia.

Introducir en el presente debate la responsabilidad de los asistentes y de los organizadores al evento denunciado no nos compete, ni debe convertirse en el objeto de las elecciones. Sin embargo, de facto, ha supuesto un tremendo condicionante y desgaste para todas las partes y por ello debe abordarse abiertamente. Así lo ha hecho ya, oportunamente, el Decano e.f. y conviene sucintamente explicar los hechos.

El viernes 23 de octubre de 2020 a las 14 horas tomaban posesión los cargos electos (no elegidos). La circular publicada anunciaba que dadas las especiales circunstancias sanitarias, dicho acto se celebrara sin público.

Y así se confirmó públicamente que se había desarrollado:

El acto, presidido por el vicedecano del Colegio de Abogados, se ha celebrado cerrado al público y cumpliendo las más estrictas medidas de seguridad sanitaria exigidas.

(https://www.lawyerpress.com/2020/10/26/toma-de-posesion-de-cuatro-diputados-y-del-secretario-de-la-junta-de-gobierno-del-reicaz//)

El martes 3 de noviembre de 2020, recibo en mi despacho por correo ordinario, sellado el 30 de octubre, una carta sin firmar (anónimo) que manifestaba literalmente, y entre otras cosas, lo siguiente:

Tras este acto, se celebró un ágape en la terraza de la planta tercera, en la que estuvieron de 20 a 30 personas, en algunos momentos, porque además de los protagonistas, me consta que estuvieron algunos cónyuges y otros allegados.

Esta reunión de personas, pudo ser observada y escuchada desde la calle San Andrés, ya que además de ser visible la terraza desde la calle por su iluminación, también se puso música, lo cual llamaba la atención.

y la fiesta tuvo lugar hasta la hora de cierre del Colegio, marchándose las últimas personas pasadas las nueve de la noche. Fiesta que, supongo, corrió a cargo del erario colegial.

Lamentablemente, el hecho ha sido, reiteradamente, reconocido y es notorio en sede colegial.

El jueves 5 de noviembre de 2020, remití sendos correos al Decano e.f. y al candidato a Decano manifestando lo siguiente: he recibido en mi condición de candidato a Decano, por correo ordinario la carta y sobre que te acompaño para vuestro conocimiento y valoración.

El Decano e.f. contestó el lunes 9 de noviembre de 2020 afirmando que estamos ante un acto perfectamente habitual en la vida colegial.

#Valoración global y decisión#

Ante una situación excepcional, de pandemia, de franca debilidad de la abogacía y perpetuación de los actuales estamentos de gobierno de la misma, se adoptó la medida, igualmente excepcional, de presentar una candidatura personal a Decano. Se debía ofrecer una alternativa que diese voz al descontento, que abriese la puerta a la renovación, tan indispensable en cualquier órgano de gestión, de poder al fin y al cabo.

Ayer, 9 de noviembre de 2020 fueron desestimadas todas las pretensiones postuladas de manera reiterada desde el 30 de septiembre de 2020 por este candidato (verbales y escritas) en garantía del derecho a la salud, http://www.gutierrezarrudi.com/urgente-covid-19-y-elecciones-en-el-reicaz/.

Asimismo, un acto solemne de toma de posesión, se ha convertido en acto lúdico y festivo, paradójicamente de celebración de unas elecciones no celebradas, de 7 horas de duración, en sede colegial, y en plena pandemia. Dicho acto ha sido calificado por el Decano e.f. como un acto perfectamente habitual en la vida colegial y solo merece un contundente reproche la forma anónima, que califica como una práctica despreciable con la única intención de intoxicar y difamar durante el proceso electoral.

Desgraciadamente, solo podemos estar de acuerdo en lo segundo. Más aún cuando este tipo de prácticas ya se realizaron en anteriores elecciones. Me vienen recuerdos ya vividos en otros procesos electorales, viejos fantasmas, que he tardado tiempo en superar, llegando a recuperar finalmente antiguas amistades. Pienso en mis maestros, Ramón Sainz de Varanda y Javier Hernández Puértolas, que me iniciaron en nuestra profesión, en sus valores y en el cariño y compromiso continuo con nuestro Colegio. Ambos fueron referentes y dignos Decanos del ReICAZ.

En este contexto, cenagoso como pocos, hemos acreditado una actuación rigurosa y trasparente, leal con todos los colegiados, con el Colegio y su Junta de Gobierno, leal con el anterior Decano y hoy candidato.

Mucho más calado, a mi juicio, ha sido la resolución de la Junta de Gobierno respecto al rechazo del voto telemático y la imposición del voto presencial. Celebrar, en el momento de mayor dureza de la segunda ola de la pandemia, un acto multitudinario, prolongado en el tiempo, de poca trascendencia social pero sí posible incidencia, todo ello pese a las medidas que de buena fe se hayan podido adoptar por la Junta y el Decano e.f., puede parecer frívolo. Sobre todo habiéndose podido implementar, previamente, una alternativa segura y respetuosa con la salud y los enfermos.

Además, sin duda involuntariamente, pero no por ello menos decisivo, la imposibilidad del voto telemático cercena gravemente la participación. ¿Cuántos abogados declinarán desplazarse al Colegio aun a riesgo de perder su voto?

Todos estos motivos, véase la soledad de la candidatura única, el feo cariz (otra vez) de las elecciones, el desarrollo de la votación y la negación del voto telemático, conducen a una sola conclusión posible, así no, ahora no: renuncio a mi candidatura a Decano. Cualquier otra actuación no sería digna y resultaría también injusta con los compañeros.

http://www.gutierrezarrudi.com/coronavirus-y-politicos-donde-vais/